El nombre o topónimo de Valderrábano proviene del sustantivo latino vallis-vallem , valle, más rábano, los conocidos crucíferos comestibles y por tanto nada de proveniente del latín rapa o colina. El significado de valles es obvio, “llanuras entre alturas”. Componen el ayuntamiento, además de Valderrábano, el lugar de Valles de Valdavia, el caserío de Mazuela, un antiguo despoblado medieval y la venta Canidie.

Ya fue habitado Valderrábano en la Edad de Bronce como parece demostrado el hallazgo en el término de un cincel de cubo. Asimismo, en el pago conocido como “el Torrejón”, cercano a la iglesia parroquial, se pueden distinguir mas restos de una torre fuerte de épocas medievales, así, como también en el pago de “las Garitas”. Se pueden observar algunas estructuras que fueran de una despoblado medieval que tuviera necrópolis medieval. El Becerro de las Behetrías de Castillas de mediados del siglo XIV. Está la existencia de otro despoblado medieval denominado “Ozuela”.
El caserío de Mazuelas, finca agrícola actual, mantiene solo ruinas de su ermita de San Pelayo, cuya portada muestra restos de un románico primitivo, acaso, por tanto, otro despoblado medieval con un origen mozárabe.

A mediados del siglo XVIII Valderrábano disponía de 114 habitantes y Valles de Valdavia con 83; ya juntos en el ayuntamiento de Valderrábano contaba con 332 habitantes en los inicios del siglo XX, con 326 en 1930, con 315 en 1960, con 125 en 1991 y con 61 en 2006.